TDF - Facebook TDF - Youtube
VER SERVICIO ONLINE

LA OBEDIENCIA QUE DIOS PIDE

Obediencia a Dios

Hemos visto que la primera ley del Reino es la obediencia a la voluntad de Dios, pero debemos distinguir entre el “Boulema” o “voluntad inalterable de Dios”, que es expresión de su soberanía, y que se cumple porque Él así lo determina, y el “thelema” o “anhelo de Dios”, que se cumple con la participación del hombre.

Dios desea que le obedezcamos por amor y no por obligación. Obedecer a Dios debe ser nuestro deleite. Dt.15:12-17 habla del esclavo que teniendo derecho a su libertad, decide seguir en esclavitud por amor a su Señor. Jesucristo fue esa clase de siervo por amor a su padre. Ver salmo 40:6,8. Aquí la palabra clave es “agradar”. Necesitamos aprender a vivir con el propósito de agradar a Dios, así como Jesús siempre hizo lo que al Padre le complacía Juan 8:29; tristemente muchos desean que sea Dios quien les complazca en vez de buscar agradarle a Él.

Tengamos en cuenta que El amor no es un sentimiento sino una decisión. Por eso Jesús ordenó: “Amen a sus enemigos”. En Hechos 9:3-20 se relata la conversión de Saulo; Jesús le anunció que iba a padecer y él lo aceptó así, pues Jesús se le presentó como el “Kyrios”, el amo, el dueño de todo, el que decide y Pablo, así lo reconoció, como su máxima autoridad.

Mateo 13:44 presenta la parábola del “tesoro escondido” que un hombre encuentra en un campo y lleno de alegría va y vende todo lo que tiene para comprar aquel campo. Ese tesoro es Jesucristo; ¿ya lo has descubierto? Si es así, entrega todo lo que posees para adquirir ese tesoro. Pero que no te suceda como al dueño de Golconda que era el lugar más rico en diamantes pero su dueño no lo sabía y salió a buscar un “tesoro” dejando el mayor de los tesoros, el cual él poseía.

En Filipenses 3:7-8 Pablo declara que todo lo que para él era ganancia ahora es pérdida por causa de Cristo; todo lo considera pérdida y es “como estiércol” ante el valor incomparable de conocerlo a Él.

Pablo en Romanos 14:7-9 enseña que ninguno de nosotros vive para sí mismo. Si vivimos, lo hacemos para Cristo y si morimos es para Él; la única razón de nuestra vida es Cristo.

Hebreos 5:7-9 muestra que Jesús todo lo hizo motivado por amor, mediante el sufrimiento aprendió obediencia y así llegó a ser el autor de la salvación eterna para todos los que le obedecen; Jesús nuestro modelo, fue un siervo de oreja horadada, siervo por amor.

!COMPARTE EL MENSAJE!
Últimos Mensajes
Restaurando_Las_Puertas_7
RESTAURANDO PUERTAS (PUERTA DE LA FUENTE)   Estamos reconstruyendo dos puertas fundamentales en la iglesia: La puerta de las aguas que referencia “la Palabra de Dios”…
Sin título-1
RESTAURANDO PUERTAS (PUERTA DEL AGUA)   Continuando con nuestra labor de restauración de puertas, llegamos ante dos puertas fundamentales para el edificio de la iglesia:…
Restaurando_las_puertas_5
RESTAURANDO PUERTAS (PUERTA DEL BASURERO)   La puerta del muladar era por la que sacaban los desperdicios, todo lo desechable de la ciudad. ¿Qué vamos…
El_pecado_de_Sodoma
EL PECADO DE SODOMA   El pecado de Sodoma no es tan solo homosexualismo, uno de cuyos episodios es relatado en Génesis 19 el…
Radio TDF Radio TDF
Inscríbete a nuestro canal en Youtube